2.12.07

amante de 25 (capítulo 3)

Me llama por teléfono, me manda mail diciéndome que está sin banda ancha... el nombre dice Andrés, Pablin85. (tiene 21?)… quiere verme.

Pasan un par de semanas vuelve a mandar mail, quiere verme.

Sábado a la noche, previa cena de tacos, con amigas, quedo en encontrarme con él, mis amigas se rien y me preguntan:

–¿de qué podés hablar con uno de 25?-

No me conocen? Ja, puedo hablar con cualquiera… pero no creo que hablemos mucho…

Se preocupan, -vos estás loca, ¿cómo sabés que no es un asesino?-

Manda sms, ya tengo celu diosa, dice…

Pablo, Andrés, hasta ese momento. No tengo demasiadas expectativas, no es el primero del chat que conozco ni será el último, pero en general no me gustan.

Hace mucho frío quedamos en la esquina de la casa de mis amigas, por si quiero volverme al toque.

Parece lindo, pelo semilargo, flequillo, alto, cara de nene. Subimos a mi auto y como al día siguiente se vota, hay veda alcohólica y en los bares no te sirven nada con alcohol, además de no poder fumar, vamos a un bar en Palermo y me importa un pito si se nota la diferencia de edad.

-Cuántos años tenés? Porque tu dirección dice 85, tenés 21?

-No, puse cualquiera en esa dirección, tengo 25-

-ah-

-Te gusta que tenga 25?-

-ya te dije, me da igual- Creo que a él le gusta mucho que yo sea mas grande, a mi me da vértigo.

Tomo agua con gas, él coca. Estamos cerca. Me agarra las manos y dice que le gusta que no me pinte las uñas, hablamos pavadas, nos miramos.

Cuando el hombrecito va al baño le mando yo sms a mi hermana diciéndole que es divino, para que se queden tranquilas.

Paga lo que tomamos pero dice que se quedó sin plata, que no se dió cuenta y que se gastó todo... no le creo, pero está todo bien, porque parece copado, tímido, lindo... entonces le digo que vamos a mi casa.

Una vez estacionado el auto en la puerta me besa de sorpresa, como para saber qué gusto tenemos…

Tomamos café, tomamos un whisky y empieza a besarme en el sillón… dulce… siento sus manos grandes explorándome y rapidamente dirige su boca a mi sexo.

Y era cierto, pocos minutos tarda, muy pocos… no puedo creerlo! no es así! tan fácil, nunca! qué hizo? cómo hizo tan rápido para comerse mis orgasmos?

Así comenzó la noche del sábado que creo que terminó a las tres de la tarde del domingo a puro sexo, siestas por medio y sexo sin frenos… desayuno en la cama.

Creo que fue después de su cuarto polvo, que me dijo como se llamaba.

Mariano, un hombrecito de 25, según dice, dulce, caballero, hombre pequeño, hambriento de sexo, de mujer... yo ahí esperando, su medicina, su aliento, sus besos, su olor...

Todas sus ganas para mi... yo entregada otra vez... suya, todo mi yo se bebió... todo su yo me bebí y dormimos juntos, y así despertamos y estuvimos uno adentro del otro todo el tiempo, sin saber quién... sin saber dónde empezaba el cuerpo del otro... respirando sexo… soy feliz.

Saborearse... dejar de ser y ser... comerse como a una fruta, entregarse al deseo otra vez y arder... entonces parece que se tratara solo del cuerpo... pero no, el alma canta cuando el cuerpo la deja, se parece al amor. Y si, si entregarse a otro así no es amor?... porque si... porque dije que si... y me importa un carajo la diferencia de edad porque soy feliz adentro suyo. Porque me creo que es amor y así me funciona mejor.

Aunque el tiempo que dura es solo algunas horas...

A la noche sms le digo que me encantó conocerlo. (mal! Eso no se hace porque después se la recreen!) …y bueno, a mi no me importa, si me encantó…

Contesta al toque. –a mi tmb =)

Continuará….

20 comentarios:

Sugus verde dijo...

Esta historia es un buen polvo.

La Celestina dijo...

me gusta! usted es arriesgada! y...el que no arriesga no gana..¿o algo asi no?
me siento identificada...aunque yo tengo 23 y el 19....

besos celestes

amnesiac dijo...

wowwww...este muchacho pablin, Andres, Mariano o Mr polvo..como quieran decirle..si que supero tus expectativas y las nuestras!!!...eres mujer de armas tomar!!!!

No se porque, pero este relato nos dio sed a todas!!!...ajajajaj

quiero saber masssss!!!

besos!!

rayen nazareno dijo...

"Pablo27: es que me resulta difícil, la tengo un poco grande"

cumplió parece...

saludos!

marrano dijo...

la mujer que al amor no se entrega... no merece llamarse "Diosa".

zeta dijo...

Eso de marrano no me lo creo...Bueno, está de lujo tu historia, tu manera tan bonita de hablar del sexo, de lo más animal...Me gusta.Ojala llegue pronto lo que sigue.Suerte.bye.

Estrella dijo...

Me pregunto que vendrá después de la respuesta al toque: a mí también.

lo rigby dijo...

guau...un polvazo de 25!! queremos saber mas
saludos lexigirl

LEON dijo...

Siempre te leo lexi, pero hoy si que me inspiraste;

Las matematicas del amor estan en crisis desde hace tiempo. No hay induccion que le importe un pito a nadie. La especie bípeda vive siempre más de acuerdo a la experiencia; ya tendríamos que deshacernos de las teorias que hacemos de todo, todo el tiempo. Imposible, si, pero el artista es soñador o no es nada.

No conoci un pibe que no se haya pajeado bien pajeado con alguna profesora. Será que en mi curso eramos todos unos pajeros, será que justo había tres o cuatro profesoras que estaban buenas. Nos calientan las mamitas que nos dicen lo que tenemos que hacer, cómo tenemos que entrar a la casa, dónde tenemos que quedarnos paraditos, esperando así o asá, acá acá sí; nos gusta aprender la lección y que nos la dejen como un trapo. Después, lo bueno es enseñarle a alguna jovencita cuando tengamos 35 o 40. Si este circuito generacional se completara más a menudo, las pendejas sabrían muy bien lo que querría. Quizás en dos generaciones nos convirtamos en una sociedad más relajada, no tan pelotuda, tan culo fruncido,tan dedo en el culo.

Aunque en el lugar donde estudio ahora hay buen material ratoneatorio, somos muchas bolas juntas y a veces parecemos monos en celo. ¿Cómo se ve el mundo desde ese sucuchito, lexi?

Hoy vi en la tele una monjita de 85 años en Gualjaina, con su guitarra y su Patagonia, contestando boludeces serias de Badia en formol. Cuando hablaba de que le gustaban tanto los jovenes y que los amaba a todos, me acordé del padre Grassi y me lo imagine con los felices niños arreando ovejas en Esquel. Las monjitas siempre me parecieron diabólicas.
Podríamos hacer una orgía todos los fin de año, en vez mamarnos como cerdos y celebrar aunque sea tácitamente la natividad de un pobre hombre que vamos a dejar morir en Abril una vez más.

Ahora entiendo que lo fascinante, lo vital empieza en los limites de la moral. Una sociedad no madura nunca cuando trabaja para que su moral permanezca inmaculada por los siglos de los siglos. En la Edad Media tal vez, hoy ya es contranatura.
Siempre me fascinaron los límites de la moral, y por ende, los cuentos que los recorren. Es ese el lugar donde rebrota la vida, cuando la moral se hace polvo y tenemos que enfrentarnos con el deseo animal, jugoso, ardiendo, devorando lo primero que encontramos para calmarlo. La vida se apodera del cuerpo cuando nos cagamos en la moral. En realidad no existen las mujeres feas que no nos gustan, hay hombres a los que el peso de la moral les impide terminar de hacerse hombres. No seas Lúser, te dicen, cogete a la rubia; y yo cada tanto y sin espamento me iba con la gorda, y la gorda se entregaba...
ab-so-lu-ta-men-te y sin reservas, y se callaba la boca porque sabía que lo importante era usar la lengua para el placer y no para desplegar la moral. La rubia en cambio... bueno tengo amigos casados con ese tipo de rubias, pobres de ellos que ignoraban a las gordas.
Esto es lo que les pasa a los personajes de esta historia, por eso se sienten tan bien, tan vitales: transgredieron una vez más uno de los softdogmas del catecismo social contemporáneo.
Si como adultos los humanos somos en general tan pelotudos debe ser por la prohibición de las relaciones entre "menores" y "mayores". Voy a probar esa teoría inútil cuando me compre una isla griega y funde mi propia república. Y allí los adolescentes no adolescenrán más nada, porque cada uno tendrá su "maestro", su "maestra" o ambos.

La Ms. Robinson de lexi encontró uno de los mejores números, 25 es un lindo número.
15 también, se ve que cada diez años pasa algo con nuestras pijas. Está bueno decirlo: "venticinco". Suena bien, suena redondo, igual que "quince". Me gustaria tener 25 un añito mas.
Aunque me pregunto que me pasará a los trenticinco y, lógicamente no puedo deducirlo ni inducirlo. A los paparulos de 35 que conozco mayormente les ganó la moral.
¡Qué vivan las gordas calientes en las noches de verano!

Lexi dijo...

gracias Leon, todo un manifiesto lo tuyo.

diego de la fuente dijo...

apasionante historia...

**SO BITCH** dijo...

ahhhhhh te adoré!!! madre atípica, practicante del cyber sexo, conocés hombres por medio del chat....otra yo cualquiera...siempre tuve amantecitos, pero éste año decidí cambiar el target y estoy con alguien mayor (conocido en mi blog como S.)
Gracias por pasar, besos!!!

Jardinera dijo...

bien nena

El Mellizo dijo...

un intento que podría haber salido mejor, si es anécdota está un poco más lograda, si es ficción habría que replantearse muchas cosas. perdón si la ofendo, pero suelo ser directo.

cajadegoma dijo...

gracias a vos deje de ver cantando por un sueño.

esto es mas entretenido.

diego de la fuente dijo...

esto se va poniendo bueno, en serio

Camila dijo...

Hey lexi descubri tu comentario en mi blog nose cuando lo hiciste quizas ya ni te acuerdes que pasaste por el. Igual gracias y besos

LUGAR ANARQUICO dijo...

1er post

Anónimo dijo...

Pero che... tenes al palo a toda la jungla de seguidores... que bien escrito y lo mejor es que en sierto momento te olvidas de como está escrito para meterte(la) en está historia irresistible... que preferis: que te quieran leer o coger???

Lexi dijo...

ja, anónimo si querés que te conteste eso tenés que dar la cara!