4.9.09

Querida Gaby (otra carta medio larguita)

Buenos Aires Marzo 1998

Hola amiga, que suerte que te gusta que te escriba porque a veces no sé con quién hablar y escribirte a vos me hace sentir que hablamos. Ya se terminaron las vacaciones acá, por suerte los chicos otra vez en la escuela y yo también, estoy un poco harta de dar clases, y justo matemáticas que todos la odian, a mi también me odian por carácter transitivo. Me encontré con Daniela en el super el otro sábado y me contó que la vió a Andrea, que volvió, así que la llamé y me fui una tarde a tomar unos mates a su casa no sabés que linda que está ahora, el pibe trajo sus cuadros y entonces todas las paredes tienen, lo pasamos bien y me contó del viaje,

en Enero se fueron a Europa juntos. Dice que este viaje fue diferente a todos los que ella había hecho, porque siempre viajó sola, y no es lo mismo que viajar en pareja. Ya desde subir al avión, él nunca había viajado en avión, entonces vos viste como es, a las mujeres nos aparece el instinto protector, nos sale la madre que llevamos adentro y cuando aparece la madre… muchos hombres se convierten en hijos. Creo que hay hombres que siempre están buscando una madre. Me da un poco de impresión hablar de esto Gaby, me hace acordar a mi relación con Lalo. Mañana sigo.

Acá estoy, anoche me bajonié un poco pensando en las relaciones de pareja. Pero tengo que seguir contándote lo de Andrea. El viaje parece que estuvo bueno, anduvieron por Madrid, Barcelona, Cadaqués, Roma Florencia, Paris, Londres. A la vuelta estuvieron unos días en Nueva York parando en la casa de una yanqui que ella había conocido en el viaje anterior, en Ámsterdam. Igual dice que no cambia viajar sola, ella viste que termina hablando en todos los idiomas y está acostumbrada a hablar con cualquiera, parece que eso a Ariel no le copaba mucho. Fue un viaje diferente, la primera convivencia. En Paris estuvieron parando en la casa de una amiga de él y Andrea estuvo con una fiebre bárbara, se tuvieron que ir a un hotel porque la amiga de Ariel justo quería hacer una fiesta y ellos dormían en un futón en el living. Me dijo que seguramente esta mina habría curtido con Ariel antes porque mandaba fruta a cada rato, ni siquiera les reservó el hotel. Andrea tuvo que llamar por teléfono y en francés.¿Te acordás que se la llevó los dos años que tuvimos francés? Parece que ella tiene facilidad para los idiomas y se ve que nos queda un casete con información en el cerebro, como si fuera una computadora, apenas empezó a escuchar el idioma se acordaba y le salían frases. Todo esto me lo dijo ella, no es invento mío, ojo. Lo mismo le había pasado en Italia, ¿te acordás que había contado eso cuando fue, que se acordaba de las palabras que decía su abuela? Ella tenía además unos vecinos enfrente que eran italianos, los padres de una amiga, tenían un puesto en el mercado central, bueno, ellos hablaban todo el tiempo en italiano y le quedó grabado en el cerebro. Inglés ya sabemos que siempre supo, desde que se fue a Estados Unidos. ¿Te acordás que fue a la escuela y todo? Siempre le gustó viajar y por suerte pudo. Empezó chiquita cuando se fue de intercambio estudiantil tenía solo diecisiete años, me acuerdo que me escribía cartas a mi y decía que extrañaba horrores pero que igual hubiera ido sabiendo eso, que se lo hubiera bancado igual, y era chica todavía. La cuestión es que ya viven juntos en la casa de Andrea, Ariel anda queriendo conseguir un laburo mejor que ese boliche. Ella viste que cuida chicos, le va rebién con eso y le gusta, pero dejó el teatro casi por completo. Quieren tener un hijo, cuando él consiga el laburo nuevo se ponen a buscar. A mi me parece pronto porque recién se conocen, pero bueno, tienen treinta y cuatro los dos, ya están en edad, ¿no? Bah no sé, está bueno enamorarse al principio. Es tan divertida la parte de salir solos.

¿Cómo anda tu vida allá? ¿Mucho frío? Me encantaría conocer Amsterdam algún día. ¿Te acordás cuando Andrea estuvo en Ámsterdam? Se enamoró de un yugoslavo y casi se queda a vivir allá, qué loca. Suerte que volvió, parece que el pibe quería que se casaran para que ella tuviera el pasaporte europeo, ni así quiso quedarse, siempre dijo que extrañaría Buenos Aires, que no podía. Una vez también se enamoró de uno en Brasil, uno que decía que era alemán y vivía en Río de Janeiro, de ese sí que estaba super enamorada, casi se queda de verdad, bueno, era más cerca Río que Ámsterdam. Después el pibe iba a venir para acá, ella lo esperó mucho pero nunca vino, la hermana de él vino una vez y la llamó, me acuerdo que salimos juntas, la llevamos a comer choripan a la Boca y después ella la llevó a bailar al Codo, siempre iba ahí. ¿Vos fuiste con ella varias veces no? Yo nunca fuií a bailar sola, me casé tan pendeja Gaby. Ah y resultó que el alemán era recontra argentino, típico versero de acá, lo que sí, se había ido a vivir de chico con los padres cuando se escaparon del proceso militar.

Bueno amiga, me voy despidiendo, ojalá te guste leer todo lo que te cuento.si la veo a Andrea le digo que te escriba. ¿Querés? Sino yo te sigo contando no te preocupes, vos sabés que yo acá siempre te extraño mucho. De mi no sé que contarte porque mi vida está bastante aburrida, todos los días lo mismo, pero te voy a contar de las chicas, ya nos vamos a ver seguro. ¡Te quiero mucho, te mando un abrazo otoñal! ¿Allá hace frío todavía? Te quiero. Siempre tu amiga, Paula.

12 comentarios:

Gastón dijo...

Es así...
Cartas que se escriben como si uno conversara.

Y no sólo son lindas recibirlas, sino mandarlas.

Besos certificados

ai dijo...

encontre muchas verdades en tu relato!..

como sigue?!.. siempre hermoso leerte, nena..

besos..

O(ʜ)livia dijo...

copado!!

me encanta ese monólogo, quiero más!!

Zobeid@ dijo...

muy bueno lex, esta bueno el ritmo de este relato. dan ganas de leerlo.

beso

taparoja dijo...

vamos lexiii, que fluyeeee!!!!!

vudu dijo...

y a paula no le pasa nada interesante?
pobre paula.

bel! dijo...

Y pensar que ahora se simplifica todo a un mail... Qué bajón!

Con lo lindo que es escrbir a mano!
XP

Abraxos!

QSUM dijo...

Me encanta leerte, sera por que hace tiempo no recibo cartas como esas?
No se, ahora con el msn, facebook, twitter y todo, la gente se olvida de lo lindo que es escribir asi y contar toda esa cantidad de detalles.
Espero que sigas con la correspondencia.
Besos Lexi.

Dalva dijo...

Andrea me hace acordar a una amiga. Y Paula también, que cuenta la vida de Andrea porque debe pensar que la suya es aburrida, o no tiene nada para contar. mmmm.

gustavo dijo...

Me gusta tu historia fragmentada en cartas. Se conocen los personajes a traves de la familiaridad del lenguaje. Espero el proximo. Abrazo. gustavo

Mientras El Mar dijo...

Lexi leí lo de tu historia con el chico de 25 y me salio esto,.
Lo puse en mi blog tambien.Me gusta como escribis.

Hubo hubo dos cuerpos, pero hubo un solo corazon,.
Hubo dos noches pero hubo un solo sueño,.
Los dos se rozaron, pero solo vos tocaste,.
Vos abrias los ojos y el era ciego,.
Vos ponias el alma y el las manos
Y el amor ? Vos lo esperabas pero el no tenia ..
Y el dolor ? Vos lo escupiste y el se lo trago, y con eso te beso, no era gusto a orgasmo era gusto a dolor ..
Que .... ?? Acaso era dulce ?? Si, claro me olvide de decirte, muchas veces el dolor es dulce.

|||||_______/ dijo...

fijate si te gusta como estoy haciendo un cuento en mi blog. BEsos