13.5.12

Lo parió


El tiene miedo de que me enamore y yo justamente temo no enamorarme.

-No quiero romperte el corazón, –dice.
Y justo es esa frase la que rompe, no el corazón, el viaje, el encanto, el juego.

Sin riesgo no hay adrenalina, el peligro de poner el corazón es lo que da valor a lo que hago, a lo que siento.
¿De qué sirve relacionarse con alguien poniendo solamente el cuerpo? Sin alma, sin jugarme el cuore. Eso ya lo hice y me aburre. Yo sé jugar de verdad, "la histérica" no es lo mío.
Si solo se trata de poner el cuerpo me quedo sola y me masturbo, es siempre más económico. Nada que perder.


Nunca sé lo que puede pasar, es lo que me gusta de este juego.

Cuando no hay riesgo solo hay tibieza…
Cada vez sé más lo que quiero, el problema es que no hay en el mercado.

No quieran conocerme, no soy mejor que lo que escribo, solo soy una mujer, acá estoy solo para escribir, no quiero conocer a nadie.
Estoy un poco harta los que se enamoran de la intensidad de mis personajes y se asustan de lo intenso de mí.
Es así, soy intensa, no te acerques demasiado porque si me enamoro puedo ser yo quién te rompa el corazón a vos.

El amor no es para cobardes.
No quiero ser tu amiga, solo quiero ser tu amante.
Las amantes siempre somos putas copadas, pero a diferencia de lo que creen ellos no nos bancamos cualquiera.
Las cosas no siempre son lo que parecen.

12.5.12

 hace un tiempo atrás me escribía esto:

estamos en la cama. traés las porciones de torta que compraste a la salida del cine. prendo la tele y empezamos a charlar sobre lo que vemos mientras la torta empieza a desaparecer con cada cucharada. en much music, están pasando un especial del quilmes rock. divididos tocando. me decís que te gusta mollo. me gusta como lo decís. con la frescura que lo decís. me copa que te guste mollo, cuando tan solo estamos en bolas, en la cama, mirando tele y comiendo torta. ahí se convalida todo y cada uno de los recovecos está porque tiene que estar. las mariposas, los huracanes...