27.2.08

ROMA

Amanezco durmiendo en el piso de un tren que nos lleva a Roma. Marsella, Toulón, Cannes, Mónaco, Ventimiglia Hace casi dos meses que estoy viajando por Europa, todavía no estuve casi nunca sola. Llegué a Madrid con dos compañeros de viaje, ahora sigo con uno, Julio, a veces creo que estoy enamorada de él, otras veces, lo detesto...

Cada lugar tiene colores y formas diferentes, a mi derecha está el mar Mediterráneo con toda su calma y de repente un túnel negro. En el walkman zamba de mi esperanza por la Portuaria, saco la cabeza por la ventanilla... llegamos a Italia finalmente, de donde viene mi sangre... .huelo el aire, el sol brilla bien fuerte, el tren continúa bordeando el mar, imposible dormirse... todo lo que veo es nuevo, maravilloso. Viajamos en un camarote de película con asientos de pana roja y herrajes de bronce, es un coche antiguo... hermoso.

En la frontera de Francia cambiamos de tren: Ventimiglia, nos tomamos emocionados el primer capuccino italiano y conocemos las Liras. Los italianos miran fijo a los ojos. San Remo, Savona, Génova, Viareggio, Pisa, Livorno, Civitaveccia. Todos los días cambio de paisaje, cambio de horizonte, de vida, de estrategia, de destino... Las sensaciones son confusas, plenitud mezclada con vacío. Me gusta estar así.

Me siento aprender de los demás todo el tiempo... inolvidablemente flaca, bronceada. Julio,... me provoca stress y me irrito fácilmente en algunas situaciones. Pero nos queremos, nos cuidamos.

Llegamos... Roma.

En Termini, nos reconocemos verdaderos descendientes de italianos. Puedo entender el idioma.

Después de escuchar varias propuestas, conseguimos un albergo bastante barato, muy cerca de la estacíon Policlínico, la dueña es como cualquier abuela italiana. Esta vez tenemos camas separadas, pero como de costumbre escuchamos que si queremos podemos juntarlas...a mi no deja de provocarme risa, ya que nunca ...nos tocamos.

Sorpresivamente nos encontramos con la Fontana de Trevi en una piazza pequeñita contradiciendo todas mis expectativas, las fotos que vi de otros me hicieron creer que estaba rodeada de una plaza gigante, y sin embargo descubro que esta fontana es como el culo de un castillo, esta rodeada de una edificación pequeña también, antigua y con negocios bien caros.

Roma es una ciudad imponente, enloquecida, voraz. A cualquier lugar que mire hay edificios muy antiguos. No podría hablar de Roma sin hablar del deseo que me provoca. Desde la edificación hasta la gente, que se viste muy elegante, los hombres miran a las mujeres como verdaderos objetos sexuales, eso provoca la excitación constante. Julio se pone celoso, histeriquea...


continuará...


22 comentarios:

Morena dijo...

Senti que estaba en ese tren, hrmoso relato, veremos que nos depara la historia.
Besos

S.O.S. dijo...

hola lexi pase a saludar porque te vi en lo de MORE

despues paso y leo bien el post asi comento con propiedad!

saludos che!

Gera dijo...

Hola..andaba webeando..llegue...y me tengo que poner a laburar..grrr..y vos paseando por lo que ojee..comodijo SOS, dps leere bien para comentar mejor ;)

saludos

Delirius Jeje Je dijo...

Se que digo algo cursi: Roma al revés es Amor

Salu2

Harpo dijo...

Tuve la fortuna de no tener un mango y poder viajar y sentir todos esos lugares. Eso cambió mi vida.
Buen texto lexi. Siempre son bienvenidos cada uno de sus comentarios.

Roky Rokoon dijo...

todos los caminos conducen a roma, a veces

Chuc dijo...

Tuviste suerte con la romana de la habitación que rentaste.

Yo fuí a un bed & breakfast en donde la tana por la mañana se metía en la habitación con el desayuno, mientras yo cuchareaba desnudo a mi chica.

lo rigby dijo...

uh cuantos recuerdos me vienen a la mente!!
como extraño el mediterraneo!gracias por hacermelo sentir de nuevo!

girlontape dijo...

Lexi tas hablando de mi ciudad :) cuando era periodista Ansa todos los dias pasaba x la fuente de Trevi hacia la office

babe te dejé 1 comment sobre tu cuento, baciS

Sugus verde dijo...

Ahora me quiero ir a Europa. No vale.

Estrella dijo...

Yo también. Me diste ganas de estar en Roma...
A ver qué le pasa a Julio.

cajadegoma dijo...

todas tiene su julio en Roma?

Bombón Asesino dijo...

Me gustan los relatos de ciudades. No fui nunca a Roma, pero hoy me acerqué bastante. Saludos

el_iluso_careta dijo...

termino la votación...
1era wonder
2do damian de haedo

Unika dijo...

Querida lexi, gracias por llevarme nuevamente a recorrer europa, esa roma q inspira tan bello romanticismo y erotismo...
buena historia, como siempre un placer leerla.
abrazo,
La U.

el_iluso_careta dijo...

pinta bien el relato...veremos...

KrustyFXP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

qué bien que escribís nena!!!

NARCISO dijo...

comete un gellatto!!

No te vas a arrepentir..

Ex-periencia RUBIA dijo...

Esperaremos la 2da parte

Tommy Barban dijo...

¿Por qué no podemos dejar comentarios en el post de arriba?

flavio ®ucci dijo...

Compartí más de una sensación de este relato, Roma me espera exuberante, fogosa, como una mujer soñada por Fellini. Me encanta tu bog lexi.